Búsqueda personalizada


LA MILENARIA Y SAGRADA PLANTA DE LOS INCAS


Esta pagina se la vamos a dedicar a la coca, la mileneria y sagrada planta de los incas, cuyo nombre cientifico es Erytroxylum Coca. No vamos a dedicar esta pagina a difundir sus propiedades alimenticias, ni a hablar sobre su mal ganada y equivocada fama de coca es cocaina.

En esta pagina trataremos sobre su uso magico religioso.



YATIRI LEYENDO HOJAS DE COCA
JOVENES SEÑORITAS CONSULTANDO A LAS HOJAS DE COCA

LA PLANTA SAGRADA.

Los rastros arqueológicos más lejanos de la hoja de coca se remontan a unos 2000 años antes de Cristo. Los incas utilizaron la coca para diversos fines, como expresión de amistad, como moneda, para retribuir servicios. De ellos deriva, además, el carácter sagrado de la hoja de coca. Mezclada con aceites vegetales se usaba para reblandecer las rocas. Fueron los incas quienes descubrieron sus propiedades terapéuticas e iniciaron el empleo medicinal de la coca.El imperio inca dispuso el establecimiento de plantaciones que eran propiedad del Inca, para mantener una producción estable de coca.

Tomado de: La planta sagrada de los incas. Por Diana Cariboni.



MILENARIA Y SAGRADA HOJA DE COCA

Los indígenas transportan siempre con ellos una pequeña bolsa con hojas de coca (llamada chuspa), así como también un pedazo de pasta hecha de ceniza de vegetales 'llujkta". Mezclan un puñado de hojas con un poco de ceniza, luego lo mastican tranquilamente, secretando mucha saliva. Una vez ingerida, el jugo de la coca, mezclada con la saliva, produce poco a poco sus efectos: disminución momentánea de la sensación de hambre, frío, cansancio... Lo cual explica porque la coca es consumida en gran cantidad por todas aquellas personas que llevan una vida sacrificada y llena de dificultades. Las hojas de coca sirven también a los "yatiris" (aquellos que saben) para efectuar una gran parte de sus sortilegios y de sus augurios. Al arrojar la coca sobre un tejido tradicional "haguayo" preparado para este efecto, dicen poder descubrir a los ladrones y a las cosas que desaparecieron. La persona que se interroga sobre la infidelidad, la conducta o las intenciones de su cónyuge va ha consultar a un "yatiri", quien después de haber realizado varias oraciones místico-religiosas, le entrega algunas hojas de coca que deberán ser puestas en contacto con las personas de las cuales se desea descubrir algún secreto. Luego se devuelven las hojas al "yatiri" quien va a utilizarlas, realizando una cierta ceremonia, antes de dejar caer bruscamente las hojas de coca al suelo. La respuesta depende de la manera como caen las hojas... Para tener noticias de una persona ausente, conocer su salud, su conducta o sus negocios, hay que llevar sus prendas de vestir u objetos que la persona ha utilizado: se los tiende por el suelo y se arroja la coca por encima. Es preferible escoger ropa vieja que no haya sido lavada, asegurando de esta manera una mejor comunicación con las personas que las utilizaron, sin que éstas se den cuenta. De la misma manera, se dice que se puede ver la imagen de un difunto en su ropa. La coca masticada sirve como amuleto y como ofrenda a las divinidades. Y escupiendo el jugo de la coca en la palma de la mano, con los dedos extensos y observando la manera como cae, ¡se podría predecir el futuro!. Se la siente amarga a la coca, si alguna desgracia se prepara.

Tomado de: Milenaria y Sagrada Hoja de Coca. Por Dr. Carlos Terrazas Orellana.


HOJA DE COCA, MEDICINA Y ALIMENTO

La hoja sagrada

Koka Kintu, como le llaman en los Andes, es un aliado del hombre andino. Para este pueblo, la coca es un regalo del Inti o del dios - sol. Allí nace su valor mágico que en rituales puede aconsejar, entregar visiones o conocimientos especiales.

Además, la hoja es una ofrenda que se deposita en lugares específicos y que es utilizada en muchas ceremonias, para recibir protección y propiciar las buenas cosechas.

Por otro lado, la coca constituye fundamentalmente un medio de cohesión social en el mundo andino. En celebraciones como nacimientos, matrimonios o funerales donde se reúne la comunidad no puede faltar la coca, sin ella es difícil crear relaciones sociales.

Otro uso tradicional es en la medicina, entre los muchos males que la coca cura o alivia se destaca la disentería, úlceras, malestar estomacal, luxaciones, edema o hinchazón, el resfriado y el sorojchi o mal de altura.

Hoy en día millones de andinos acullican coca o toman mate de coca. Los campesinos, trabajadores y estudiantes de los Andes la emplean para resguardarse del sueño, hambre y sed, tal como en otras culturas se usa el café como un estimulante suave.

Proporciona energía en el trabajo y, por lo tanto, es imprescindible en regiones donde existen pocas opciones alimentarias. Actualmente, la carencia de la hoja significaría en algunas regiones la inmediata elevación de los índices de desnutrición.

La coca no se consume sola sino que se acompaña de la llujt'a, que es un alcalino de suma importancia en el acto de acullicar. Ningún minero u obrero acullica sin la aplicación de la llujt'a, posiblemente por algún efecto secundario de la coca sola a largo plazo.

La llujt'a está constituida de diferentes materias primas. En el altiplano, generalmente, se prepara de la ceniza de los tallos de quinua, algunas veces se mezcla con un poco de azúcar, agua o alcohol; otras, con papa cocida. Ésta, luego de amasarla bien, se seca al sol hasta que se vuelva tan sólida como una piedra.

La coca en el Tawantinsuyu

Los aportes de etnohistoriadores y antropólogos que se han basado en las crónicas españolas, así como de arqueólogos plantean que la hoja de coca tuvo un gran significado para los pueblos andinos preincaicos. Por ejemplo, en el norte del Perú, se han encontrado vasijas de la cultura mochica (500 años después de Cristo), en las que aparecen figuras de posibles shamanes con la mejilla dilatada por el acullico.

Se ha escrito que los ayllus aymara - organización socioeconómica - del Lago Titicaca tenían cocales en los Yungas del actual departamento de La Paz. Otros cronistas cuentan que los incas obsequiaban coca a las autoridades étnicas que llegaban al Cuzco, como parte de la reciprocidad entre el Estado y los grupos dominados. Además, que junto a otros productos, esta hoja era almacenada en depósitos provinciales para ser utilizada en tiempos de guerra y era distribuida entre los indígenas en tiempos de paz, para aliviar las necesidades de la población en caso de escasez de alimentos.

Se sabe que los incas contaron con zonas dedicadas al cultivo de la coca que estaban bajo su control y parece ser que la coca cumplió la función de valor de cambio en ausencia de una moneda.

Por otra parte, la coca tuvo también en el incario, como en épocas anteriores, una función mágico - religiosa fundamental. Los adivinos mascaban hojas de coca y escupían el jugo en la palma de la mano con los dedos extendidos para pronosticar buenos o malos augurios.

En realidad, el propio mito fundador del imperio tuvo relación con la coca. Garcilaso de la Vega, al relatar la leyenda de los hijos del sol que fundaron el imperio, señaló que éstos habían ofrendado hojas de coca y enseñado al pueblo que éstas podían ser utilizadas para matar el hambre, eliminar el cansancio y permitir que el desdichado olvidara sus desgracias.

Tomado de: Sustento del alma y del cuerpo. Hoja de Coca, Medicina y Alimento. Por Paulina Arce.


LA EPISTEME DIVINA

El origen mas remoto de la palabra "coca" ha sido encontrado en el vocablo aymará KHOKA, que significa simplemente EL ÁRBOL, parece sin embargo que el significante de este vocablo excede en mucho su significado, pues haría referencia a una planta de particulares características y atributos, tanto magico-religiosos como sociales, de hecho, su origen mítico establece que Khuno, Dios de la nieve y la tempestad encontró prudente incendiar grandes extensiones de la montaña a fin de fertilizar la tierra ante la presencia de sus nuevos habitantes, sin embargo, la difícil proliferación de los incendios encolerizo de tal manera a su alteza, que ésta resolvió desencadenar una tormenta de fuego dejando los campos exhaustos y a sus habitantes librados a su propia suerte. Cuando estos salieron de sus cavernas una vez pasada la temible tempestad, lo único que encontraron como fuente alimenticia fue un pequeño arbusto de brillantes hojas verdes cuya ingestión producía de inmediato una sensación de bienestar, salvándose así de la devastación producida por la furia de Khuno . La hoja fue por tanto asimilada como una divinidad y de ahí en adelante la denominación de "Mama Coca" domina el espectro de divagaciones sobre la planta . Mama coca encarnaba los poderes de la naturaleza y el cosmos, era huaca y por tanto la hoja misma era mágica. Sus poderes derivaban no solo e su tempestuosa aparición, como madre universal era ante todo, la "Diosa Tierra" o Pachamama.

Tomado del Ensayo: Coca: entre Dioses y demonios, de LIBROS Y ENSAYOS de Renzo Abruzzese.


camcorder graphic LA CIUDAD DEL CUSCO



IR A LA PAGINA ANTERIORIR AL INICIO DE LA PAGINAIR A LA SIGUIENTE PAGINA


Página web creada el 30 de marzo del 2005.
© Copyright 2005 Gualberto Valderrama C.